El Cine de Aquí

Revista especializada en los aspectos menos conocidos del cine español

Crowdfunding: una nueva forma de hacer cine

Carlos Carpallo Pericás

Entre la crisis, que afecta a la cultura más que al resto de sectores; la dificultad de financiar historias que se alejen de la norma y la falta de libertad que sufre el artista por parte de los productores, los cineastas han tenido que plantearse su situación para mantenerse  y aprovechar los recursos que se le ofrecen. Afortunadamente, las soluciones se presentan a la misma velocidad que sus problemas.

Internet es el gran muestrario del realizador ingenioso. Y de entre todo el abanico de posibilidades, el crowdfunding se ha posicionado como una de las alternativas de financiación con más futuro en la red. Este método significa la colectivización del cine: en vez de una gran suma de dinero procedente de un único inversor, se piden pequeñas aportaciones a muchas personas. Son cantidades insignificantes, pero juntas, hacen posible la creación de un proyecto de tan magna ambición.

Y, aunque algunas mentes irónicas podrían sugerir que esto se aplica ya en la mayoría de naciones europeas, donde el dinero público financia gran parte del cine, habría que llevarles la contraria. El crowdfunding significa que los productores invierten solo en lo que les interesa y solo la cifra que ellos deciden. Además, como dice Miguel Carvajal, periodista experto en este sistema de financiación, “en el crowdfunding viene implícito un beneficio para el inversor”.

Los beneficios dependen en la medida en que el productor se quiera implicar. Poniendo el ejemplo de ‘Operasiones Espesiales‘, la primera película en español que se está produciendo por este método, lo que los inversores obtienen varía entre: la inclusión del nombre en los créditos de la película, la reserva de la edición especial del dvd, de la camiseta oficial… A partir de una inversión de mil euros ya habrían implicaciones económicas, en el caso de que la película llegue a generar dinero.

Por otro lado están las empresas, que también financian a través de crowfunding, ¿cómo? Invirtiendo en especias, a cambio de publicidad. Los ayuntamientos también entran en la producción de esta misma forma. Entre los beneficios se incluye la grabación de escenas en algunas de sus localidades o la participación de los conciudadanos como extras. Según Miguel Herrero, productor en línea de la película: “Estas asociaciones surgen solas: si se necesitan coches se habla con un concesionario, si se necesitan muebles, con una fábrica de muebles. Ahora son las empresas las que acuden a nosotros cuando, antes, teníamos que buscarlas”.

La principal particularidad es que mientras se produce la película se asegura un público fijo. A esto se refiere Federico Eines, director de ‘AN2012’ cuando dice que “aquí, promoción es igual a distribución. Una financiación larga, opaca e inútil se convierte en algo mucho más fructífero. Éste es el gran regalo del crowfunding, el auténtico cambio”. Miguel Herrero coincide: “la gente de a pie es quien hace la película y por eso la tienes vendida desde el principio. Cada persona que está dentro quiere ver la película y los familiares de estos también. Así es como se va haciendo la bola más grande.” Dicho de otro modo: si una película crowfunding se llega a financiar es porque la gente está interesada en verla.

Otro de los cambios más importantes es la libertad que este sistema ofrece. En las películas tradicionales el presupuesto fija las fechas de rodaje. Ampliar el plazo significa cubrir varios días todos los sueldos de los trabajadores implicados. Si se pasan del tiempo y no hay presupuesto se cancela el rodaje. Pero con el micromecenazgo no hay sueldos. Sin sueldos no hace falta medir el trabajo en términos de tiempo. La falta de límites, crematísticos y temporales, otorga libertad, mucha más que en una película tradicional.

Pero para que todo esto suceda hace falta ganarse la confianza del público. Esta cualidad solo se consigue con transparencia. Para dar más nitidez a su proyecto, Federico Eines pensó en crear una serie, una especie de diario del rodaje llamado ‘Quiero cine’ donde el público viese en todo momento en qué se está gastando el dinero, aparte de servir para crear cierta expectación que de otra forma solo se crearía con pósters y tráilers.

Según Miguel Herrero “el problema aparece al tratar de llegar a esa libertad. Es muy difícil que toda la financiación llegue a ser colectiva. En ‘Operasiones especiales’ hasta ahora sí lo ha sido, la pregunta es si podremos llegar hasta el final”. Para Eines “actualmente es imposible rodar una película totalmente crowdfunding. Este método va en paralelo a la financiación tradicional. No se excluye, ni se sustituye. De lo que se trata es de que el dinero inicial llame a otro tipo de inversores”.

La distribución, es un tema delicado porque no hay precedentes. Las películas de financiación colectiva están surgiendo ahora, no se sabe lo que va a pasar. La mayoría tratarán de conseguir distribución a través de las vías tradicionales. Paco Soto, director de ‘Operasiones especiales’ asegura que “harán el mayor esfuerzo por llevar su proyecto al cine pero si no sale bien, se colgará en la web gratuitamente. El objetivo es que la vean el máximo número de personas”.

La industria tradicional aguarda una verdadera manifestación de este fenómeno para posicionarse. De momento existen divisiones, el sector ortodoxo teme que el sistema se trastoque con estas nuevas tendencias. Pero muchos otros respaldan el cambio, incluso gratuitamente como ha pasado en ‘Operaciones especiales’ que cuenta con el apoyo de figuras de renombre. “En un principio pensábamos que iba a haber reticencia, que se nos iban a cerrar la mayoría de las puertas. No ha sido así”, reconoce Paco Soto.

El futuro es incierto pero todo apunta a que este sistema se irá asentando poco a poco. Incluso es posible que más adelante sea algo común que una película se financie enteramente con crowfunding. Depende de factores como la bajada de costes o de cómo reaccione el público. Poniendo los pies en la tierra, lo que sí es seguro es que estas iniciativas colectivas permitirán que se puedan hacer más películas y mejores, pues llegarán avaladas por un público en potencia, el público inversor.

Modalidades de microfinanciación

“El crowdfunding no es un fenómeno cerrado. Está siempre reinventándose y generando nuevas ideas. la adaptación al cambio es una de sus características”, asegura Miguel Carvajal quien conoce bien los tipos de crowfunding, las funciones y los mecanismos que los hacen funcionar.

Existen modelos parecidos a la preventa: se venden entradas por anticipado y con ese dinero se financian películas o cortos. También hay una categoría que comparte semejanzas con el crowsourcing donde alguien plantea un proyecto y deja que colectivamente se solucionen las distintas etapas de su creación.

Un tipo de crowdfunding que esta en ciernes es el crowdcasting en la que se plantea al público una serie de proyectos que solo verán a luz si alcanzan un número suficiente de votos. Cerca de esta categoría se hospedan populares plataformas como ‘Lánzanos’ o ‘Verkami’ que proponen propuestas con presupuestos fijados que se llevan a cabo solo si se financia el mínimo acordado.

Esta clase de plataformas reciben el dinero a través de un porcentaje en el beneficio de sus proyectos . Otra manera de financiar estas páginas es que pidan a su vez crowfunding, solicitando dinero a sus propios usuarios. Pueden también vender algún tipo de derechos. alojar espacios publicitarios o llegar a acuerdos con otras compañías para lanzar proyectos patrocinados, a través de exclusivas o participando de sus beneficios.

La visión de una plataforma

Juan José Martínez es miembro de Partizipa, una plataforma que promueve proyectos crowfunding. Entre ellos se encuentra  la producción de ‘Los amores difíciles‘, un mediometraje documental de Lucina Gil Márquez.

1. ¿Cómo pensasteis en el crowfunding para financiar la película?

Ya existía una empresa (no especialista en contenidos culturales o de entretenimiento) llamada partizipa.com que buscaba apoyar nuevos tipos de proyectos y unas personas con una historia que querían llevar a la pantalla. El atractivo de esta colaboración no sólo era la financiación, La búsqueda de los protagonistas también tenía un fuerte interés para nosotros.

2. ¿Qué piensas que es lo mejor y lo peor del crowfunding? ¿Y de las subvenciones?

Lo mejor es que te da indicios del interés del público por tu trabajo, lo peor es la incertidumbre de cuánto serás capaz de conseguir y cuánto tiempo te va llevar. Las subvenciones se producen desde una valoración objetiva del proyecto y el equipo, pero a veces te obliga a fechas, formatos o tamaños que no siempre son los mejores.

3. ¿Cuál crees que es la principal diferencia entre las películas producidas a la vieja usanza y las producidas con crowfunding?

Creemos que es un error pensar que la forma de obtener financiación puede alterar el producto. Hay que diferenciar ambos entornos. Es distinto cuando se ofrece, a cambio del apoyo financiero, participación en el proceso creativo o se pretende una distribución novedosa. A nosotros nos parece importante que el crowdfunding ayude a los que tienen el potencial, y en caso de problemas/dudas pueda ofrecer alternativas entre una comunidad de apoyos, pero no tiene que contagiar el contenido.

4. ¿Qué crees que diferencia el crowdfunding de las productoras?

Ahora el término es tan novedoso y potente que atrae muchas miradas, pero, igual que una casa financiada por el banco o pagada en efectivo, no tiene que tener un resultado distinto. Las producciones que recurran a la financiación participativa verán que el equipo artístico y técnico en vez de tener que convencer o enamorar a productores profesionales tendrán que hacerlo a parte de su público objetivo … a partir de una idea.

5. ¿Cómo crees que evolucionará el crowfunding?

El crowdfunding es un movimiento global que da voz al público desde un momento muy inicial. Probablemente, la industria tomará buena nota de estos apoyos para intentar alinearse con ellos en parte de sus decisiones. Los seres humanos tenemos propensión natural a sentirnos bien cuando colaboramos con proyectos de ‘Creación’. Todo lo que esté alineado a satisfacer este deseo tendrá una buena respuesta.

Anuncios

Navegación en la entrada única

6 pensamientos en “Crowdfunding: una nueva forma de hacer cine

  1. Pingback: Cortos de aquí y de fuera « El Cine de Aquí

  2. Hola Carlos, interesante tu post. Nosotros somos Kifund, una plataforma de crowdfunding española de reciente creación especializada en cine y en todo lo que tenga que ver con producción audiovisual y su difusión. Creemos firmemente que el crowdfunding es una alternativa para muchas producciones independientes y de bajo presupuesto sobretodo. Para presupuestos más altos puede ser un buen apoyo para financiar partidas concretas, como complemento a otras fuentes tradicionales de financiación. Además, una campaña de crowdfunding bien trabajada puede suponer una excelente plataforma de difusión para el trabajo. Y en cualquier caso, para el amante del cine el crowdfunding resulta muy interesante ya que le acerca a las interioridades de la producción audiovisual y le permite participar e interactuar con el autor.

  3. aquipublicacualquiera en dijo:

    Carlos, deberías informarte un poco más. La primera película en financiarse por crowdfunding es “O apsotol”, aunque todos piensen que sea “El Cosmonauta”, aunque cierto es que lo que ha conseguido “El Cosmonauta” no lo ha conseguido nadie, pues 400.000 euros son muchos euros. O es que ya te ha vendido Miguel Herrero la moto???. Hola soy Miguel Herrero, creo un festival de cine y luego le doy los premios a mis amigos, presenten el corto que presenten.

    Ya no sólo los medios tradicionales intentan manipular la realidad sino que además tamién los bloggers. Bueno amigos de los susodichos mejor dicho.

    • Hola. `O Apostol´ es la primera película española financiada por crowfunding pero no la primera en español, puesto que fue rodada en gallego. `El Cosmonauta´ está rodada en inglés.

      Si he puesto ese dato de `Operasiones Espesiales´ ha sido porque su director y su productor en línea así me lo han confirmado. Ellos se han documentado lo suficiente como para poder publicitar su película de esta forma.

      Saludos.

  4. Pingback: Los dolores de cabeza de las productoras « El Cine de Aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: