El Cine de Aquí

Revista especializada en los aspectos menos conocidos del cine español

Los Goya de detrás de las cámaras

Moisés Martínez Jover

El próximo 19 de febrero se celebra la XXVI edición de los premios Goya que entrega la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. Al día siguiente, la película ganadora, el mejor director y el actor y actriz protagonistas coparán las portadas y tertulias de todos los medios de comunicación. Pero, ¿qué pasa con los ganadores del Goya a mejor sonido, maquillaje, vestuario o fotografía? ¿Son menos importantes estos galardones? o ¿poner en portada al realizador de una película disminuye las ventas?

Los miembros de la Academia reconocen la labor de estos currantes que durante meses de rodaje realizan un trabajo muy duro, en la mayoría de ocasiones, magistral. Actores maquillados que quedan irreconocibles, vestuarios que en los próximos meses podrían convertirse en el reclamo de los clientes de una marca o efectos especiales que dejan al espectador con la boca abierta, son claros ejemplos para ganarse el reconocimiento de los espectadores y de sus propios compañeros cineastas. Maquilladores, fotógrafos, peluqueros, técnicos de sonido, directores artísticos, todos los trabajadores de detrás de las cámaras, se ven recompensados durante el transcurso de la gala y reciben emocionados un galardón que guardarán durante su vida como un preciado tesoro.

Anaya y Banderas maquillados en 'La piel que habito'

No obstante, los medios de comunicación desvían su mirada a cotas más altas demandadas por el público. Los medios complacen a la audiencia dándoles lo que ellos quieren ver, leer o escuchar. El público reclama las declaraciones de Almodóvar, las lágrimas de Penélope Cruz, la sonrisa de Maribel Verdú o la dedicatoria de Bardem al recibir su premio. Concha Rodríguez, maquilladora en la película ‘Eva’ y nominada al Goya en esta edición en la categoría de Peluquería y Maquillaje, considera normal que sea de más interés, actor, dirección, película…“ya que es la primera información que nos entra cuando vamos de espectadores”.

Ana López-Puigcerver, ganadora de un Goya y finalista para esta edición por ‘Blackthorn’ en la categoría de Maquillaje y Peluquería, mantiene la misma actitud que su homóloga en ‘Eva’. La maquilladora de ‘Mar Adentro’, ‘Pájaros de papel’ o ‘Che, el argentino’ cree que el público demanda información de lo que más conoce, de los actores. “Es un trabajo que hacemos un poco en la sombra, pero absolutamente necesario para crear personajes verosímiles. Es cierto que los medios se hacen poco eco de estas candidaturas, pero creo que simplemente no lo consideran comercial, y en el poco tiempo, o espacio, que tienen, no resulta práctico”, asegura.Es más, el responsable de sonido directo en ‘No habrá paz para los malvados’ y nominado al Goya en la categoría de Mejor Sonido, Licio Marcos de Oliveira, es más severo e incluso llega a comparar la información del cine de detrás con la Formula 1: “Los medios no hablan de nosotros por ignorancia, falta de interés en dar la información completa. Lo mismo pasa en las clasificaciones de la Formula 1 que casi nunca sabes qué tiempo lleva el último o las televisiones que nunca pasan los títulos de créditos finales de una película”.

Licio Marcos de Oliveira durante un rodaje

Sin embargo, el problema no solo proviene de las empresas de comunicación que apenas informan de estas categorías. La Academia de cine español tiene mucho que ver. Si bien, López-Puigcerver desarrolla una idea para que los medios tomen ejemplo e intenten abarcar todo el mercado cinematográfico. “Creo que sería suficiente con nombrar las categorías por las que está nominada una película en los medios de comunicación. Estaría genial escucharlo en un telediario y no solo decírselo yo a mi madre. Creo que se conseguiría el efecto contrario, es decir, al público no le interesa lo que no conoce pero si tú se lo das y haces una costumbre hablar de ello, seguro que se interesarían y se fijarían más en este tipo de trabajos”.

Con respecto a la Academia, esta institución tiene mucho que ver en este tema ya que casi todas sus informaciones van centralizadas a lo mismo: películas, guión, dirección y actores. Si la Academia no vende a las “pequeñas categorías”, ¿quién las va a vender? Por lo tanto, es de lógica hacer una regla de tres. La Academia vende a los famosos, los medios informan sobre ellos y el público los reclama. Nacho Díaz, fotógrafo profesional, deduce que “para que la audiencia pida otras cosas, la Academia de cine, presidida por Enrique González Macho, necesita académicos y académicas honestos, valientes y conscientes de sus funciones sociales. No se necesita otra cosa. Si así fuese estaría resuelto el problema”.

La solución que proponen muchos amantes del cine español para evitar que los Goya, en muchas categorías, no sufran un desprestigio, es que se reduzca el número de premios. Los protagonistas no están de acuerdo en estas declaraciones que dañan a todos y cada uno de los trabajadores que están detrás de las cámaras. “Hasta el último de los componentes de un equipo tiene una labor fundamental, y tiene derecho a ese reconocimiento por parte da la Academia, y por supuesto a su momento de gloria. Estos “amantes del cine” tendrán que tener un poco mas de paciencia y aguantar estoicamente como salimos a recoger nuestros premios y a pasear orgullosos nuestro Goya”, indica López-Puigcerver.

Aunque los hay que no consideran que esta idea sea un menosprecio. Es el caso de Concha Rodríguez. La maquilladora no ve en estas palabras un desprecio y asegura que “hay gente que trabajando durante toda la vida no tienen un premio reconocido pero su trayectoria profesional habla por sí misma”. Aunque, algunos profesionales externos al mundo del cine, como es Nacho Díaz, son tajantes: “Desde mi posición de fotógrafo profesional, y sobre todo de ciudadano, directamente suprimiría los Goya y dedicaría el dinero a promover los estudios de cine desde una escuela oficial pública y gratuita. Otro gallo cantaría”.

Ana López-Puigcerver: “Los premios no son justos, la suerte es un factor muy importante”

La maquilladora de la película ‘Blackthorn’, Ana López-Puigcerver, lleva más de 20 años dedicada al maquillaje en el mundo del cine. Nominada a los premios Goya en tres ocasiones y ganadora en 2005 por la película ‘Mar Adentro’ vuelve en esta edición a ser finalista y es una seria candidata para obtener su segundo Goya.

1. Para una maquilladora, ¿qué importancia tiene estar nominado a un premio Goya? ¿Y ganarlo?

Partimos de la base de que los premios no son justos como concepto, hay un factor suerte muy importante, hacer un buen trabajo en la película adecuada. Es fundamental estar bien arropado, como es el caso de ‘Blackthorn’, por un buen equipo, un maravilloso vestuario, fotografía, y una historia preciosa. Es un premio muy importante para tu currículum, nacional e internacional, y como no para el “ego”.

2. Sería un éxito escuchar en las calles, “yo voy al cine a ver esta película porque ha ganado el premio Goya a Mejor Maquillaje y Peluquería”. ¿Es posible que alguna vez ocurra esto?

Sería maravilloso, pero no me atrevo a pronosticar si eso podría ocurrir. Tampoco es algo que me moleste, nosotros hacemos nuestro trabajo, y para mí lo más satisfactorio es el reconocimiento de mis propios compañeros, y el mío propio cuando me siento orgullosa de un trabajo que he hecho, sobre todo cuando he conseguido interpretar lo que el director quería, que cuando vea la película piense, justo es lo que tenía en la cabeza.

3. Cuándo Mateo Gil se puso en contacto con usted para el maquillaje y peluquería de su película, ¿le pidió algo en especial?

Conozco a Mateo hace muchos años, me habló de la película cenando en un restaurante japonés. Recuerdo que lo más importante para él era que el “aspecto”, bueno o malo, acompañara a los personajes a lo largo de toda la historia, en todos sus momentos y que no se notara nunca. Y por supuesto, el bigote de Eduardo Noriega. Hicimos todas las variantes posibles y había dudas sobre si dejárselo o no. A mí personalmente me encanta, me parece que está muy atractivo con el. También teníamos el personaje de Sam Shepard que cuando es joven es otro actor, pero hay otro personaje, Stephen Rea, que hacia las dos épocas, esto también le preocupaba bastante.

Los Goya…de fotografía

Así es. En España existen otros premios Goya que nada tienen que ver con la Academia de cine español. Los Goya de Fotografía, fundados por la Asociación de Fotógrafos Profesionales de Aragón, se crearon en el año 1985 con carácter bianual (se entregan en los años impares) coincidiendo con las ‘Jornadas Fotográficas de Aragón’. Durante la cena de clausura de estas jornadas, denominada ‘La Noche de los Goya’, se entregan unas estatuillas de bronce, obra del escultor Paco Rallo, a los cinco ganadores.

En sus comienzos, eran cuatro las estatuillas que se concedían, desde el 2001 se ampliaron a cinco los premios: retrato, reportaje de boda, publicidad/industrial, tema libre y reportaje de boda en vídeo. “Es un certamen exclusivamente abierto para profesionales de la fotografía. En 1999, se adaptó con la concesión de méritos profesionales de la Federación Española de Profesionales de la Fotografía y de la Imagen (FEPFI)”, explica José Ramón Navarro, presidente de la Asociación Profesional de Fotografía y Video de Asturias. “Son sin duda uno de los premios de fotografía más importantes del país. El mero hecho de estar nominado ya es prueba de una calidad fotográfica excepcional. Conseguir el premio es un escaparate sensacional para tu trabajo”, confiesa Jesús Miguel Muel de Dios, ganador del Goya de Fotografía en 2011 en la categoría de retrato.

Hace unos años, emergió una polémica entre la Academia de cine español y la Asociación de Fotógrafos Profesionales de Aragón. Todo surgió cuando la Academia pretendió registrar el nombre de ‘Premios Goya’ a los suyos y este ya había sido registrado por la Asociación. “Desde la Academia de Cine intentaron apropiarse del nombre, pero para eso están las leyes que al final reconocieron la anterioridad de los Premios Goya de Fotografía (1985), dos años después se crearon los de cine, y su registro como marca. Realmente la polémica vino provocada por las formas empleadas más que por el fondo que estaba bien claro”, concluyó Muel de Dios.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: