El Cine de Aquí

Revista especializada en los aspectos menos conocidos del cine español

Escenografía: reviviendo la Historia a través del cine

Carlos Carpallo Pericás

La Historia de España es tan rica que resulta extraño que se rueden tan pocas películas  basadas en ella. Muchos comparan esta situación con la cantidad de películas sobre la Guerra Civil. Pero, dejando a un lado los tópicos que el público adjudica a estas películas (tampoco son tantas si observamos su número), sí que es cierto que  muy pocos hechos históricos del pasado español han sido representados en el cine. El motivo se suele buscar en la escenografía, pero no todas las películas históricas necesitan una multitud de decorados lujosos. Los directores artísticos se ocupan de  los entresijos del arte cinematográfico, su experiencia puede cambiar el punto de vista que la mayoría tiene de esta realidad.

Josep Rosell, director artístico de “Juana la loca”, considera que no es algo que, necesariamente, tenga que ver con el presupuesto sino más bien con las modas y los gustos: “Tampoco sé porque está de moda el cine de terror cuando hace unos treinta años era un subgénero en España y la cantidad de películas que se hacían de este tipo eran mínimas”. Jorge Gorgostiza, arquitecto y experto en dirección artística, observa: “Los productores y los directores son quienes deciden las películas que se hacen. Los directores artísticos no intervienen en la elección de los guiones. De todas formas hacer una película histórica no representa ninguna garantía de calidad, ni es necesario, o imprescindible, pertenecer a un país para contar su propia historia”.

Pero, ¿es más difícil ambientar una película histórica? Muchos de ellos opinan que sí. “Hay que montar más decorados, pues no hay muchas localizaciones naturales que concuerden con lo buscado. Lo mismo ocurre con el atrezo, prácticamente hay que construirlo todo de nuevo”, según Luís “Koldo” Vallés, director artístico de ‘La conjura del Escorial’. Josep Rosell, sin embargo, opina diferente: “Me resulta más difícil ambientar una película que transcurra en la actualidad. Es más complicado interpretar algo que tienes tan cerca,  hallar la manera de conseguir un resultado que no haya sido mostrado ya. Es como si los árboles no me dejaran ver el bosque”. Jorge Gorostiza opina como Rossell: “Es más difícil innovar porque todos los espectadores conocen bien cómo son los ambientes actuales”.

En cuanto al presupuesto, según Rosell, no es cierto que gran parte vaya a la dirección artística. “A veces, parece que al departamento de arte van las sobras de los demás departamentos. Da la sensación de que no se sepa ni el origen ni el rumbo del presupuesto. Me he encontrado en situaciones tan kafkianas como no saber siquiera del dinero que dispongo”. Jorge Gorostiza coincide con Rosell en que la principal causa de esta confusión radica en la falta de un diseñador de producción: “La inclusión de esta figura en la industria española facilitaría una mejor coordinación de todos los elementos del departamento artístico”.

Uno de los tema más controvertidos es la falta de exactitud histórica. Pero, muchas veces, este concepto es ambiguo porque, como reconoce Koldo Vallés: “Estamos llenos de imágenes manipuladas por estereotipos y la dirección artística tiene que tener en cuenta estos criterios. Todos pensamos que una ciudad localizada en la antigüedad debe ser vieja, si encontráramos un edificio recién pintado nos sacaría del contexto visual de la película”. Josep Rosell también trabaja pensando en esta línea: “Nosotros no somos notarios, contamos historias aunque, como decía el maestro de Patrizia von Brandestein,  siempre hay que  contar la verdad  porque si alguna vez tienes que mentir te creerán. Y nosotros tenemos que mentir muy a menudo”.

Esto no quita que se lleve a cabo una documentación profunda. “Primero hay que definir el tipo de película, porque la dirección artística está al servicio de su guión y de su estilo. Luego hay que analizar el momento histórico, social, económico y artístico, absolutamente todo”, de acuerdo al método seguido por Vallés. Para Rosell, tan importante es la documentación escrita o pictórica como el trabajo de campo. Jorge Gorostiza, en cambio, cree que la documentación ha cambiado con internet: “Las incontables imágenes que hay en la web ayudan a hacerse una imagen mental más rápidamente que antes. Pero no todo vale, es importante ser selectivo”.

Dejar una impronta en cada trabajo también es compatible, una cosa no quita la otra. Méndez, director artístico que trabaja principalmente en teatro, opta por una escenografía expresiva que vaya acorde con lo que se cuenta: “Si hay que ambientar una mazmorra donde el protagonista ha sido abandonado no basta con recrear la típica mazmorra. El ventanuco debe ser más pequeño, las paredes estarán más sucias. La exageración de los elementos lleva el sufrimiento del personaje al límite”.  Para Koldo Vallés, crear un diseño de arte único que no se haya visto en ninguna otra película significa dejar una parte suya en la película.

Todas estas elecciones vienen muy condicionas por el punto de vista del director. Hay dos clases de directores para Vallés: “Los que tienen el diseño de arte mas o menos definido y los que solo tienen ideas muy generales”. Para él es importante que ambos depositen su confianza en su criterio. Los productores, para Rosell, solo tienen un margen de maniobra, no pasarse del presupuesto: “A veces las directrices son solo  imágenes atmosféricas y sugerentes sobre el tema del guión, y hay veces que el director tiene en mente una localización que hace que los decorados a partir de esa localización caminen hacia un determinado estilo o concepción visual.

Méndez afirma que su trabajo cambia dependiendo del tipo de plano que le piden un director. “Si tengo que escenificar un primer plano tendrá unos detalles y un acabado mucho más logrado. En un plano general se atenderá más a la composición. A veces surgen discusiones cuando el director improvisa y se empeña en posicionar la cámara en decorados que no están para tales planos”. Gorostiza, en cambio, apunta que los principales problemas surgen con el director de fotografía: “Un director artístico cuenta en mi libro ‘La arquitectura de los sueños’ como un director de fotografía, sólo con la iluminación, cambió el color elegido para toda una habitación”.

La principal diferencia,  en el método de trabajo, viene dada por el tipo de escenario en el que se trabaja. “Un decorado natural requiere menos esfuerzo porque casi todo está construido pero no puedes cambiar demasiado, tienes que conformarte con lo que tienes. Cuando construyes en plató hay grandes ventajas, diseñas a tu gusto, y el director puede poner la cámara donde quiere, ya que controlas el espacio escénico”. Méndez habla de los decorados refiriéndose al tiempo de rodaje, mucho más flexible en estudio: “La luz la controlas tú, no tienes imprevistos por el mal tiempo o por las sombras de las nubes, pues la luz natural está todo el tiempo cambiando”.

La preferencias dependen de cada uno. Josep Rosell se decanta por lo escenografía natural: “La verdad te aproxima más a la verosimilitud y  a la credibilidad. Saber aprovechar los interiores naturales es una habilidad que muchas veces resulta dificultosa  pero también muy eficaz. Pienso que es más importante la ambientación que la construcción de grandes decorados porque el leguaje cinematográfico  ha evolucionado”. Jorge Gorostiza opta por lo contrario: “No hay desventajas si un decorado está bien construido. Además no existe la decoración completamente natural, todos los ambientes reales han de ser manipulados para que cumplan su función en la película”.

Uno de los avances que más ha beneficiado a la escenografía de época es la construcción digital de escenarios por ordenador. Este sistema permite recrear enormes escenarios capaces de adaptarse a cualquier movimiento de cámara. “No existe guerra entre aplicar un sistema u otro, siempre que esté bien hecho”, admite Vallés. Rosell está de acuerdo en aplicar cualquier método que haga más fácil su trabajo: “Gracias a esta herramienta podemos borrar anacronismos de manera sencilla. Es el presente pero todavía está en evolución continua”.

La combinación de todas estas técnicas consigue que las películas históricas sean más fáciles de producir pero el pensamiento general de los productores todavía está a la espera de que se aporten soluciones presupuestarias. A la hora de aventurar alguna salida, Koldo Vallés enfoca sus miras en la televisión: “Si ambos medios compartieran los recursos se podrían reducir los gastos. Hoy en día se están haciendo producciones de época con mucho mérito, aunque la calidad de algunas de ellas necesite mejorar”. Deben existir más caminos, nuevas formas de estimular este tipo de películas que nos ayudan a  revivir los acontecimientos del pasado y a comprender las circunstancias de toda una época.

Un caso práctico

Francisco Ayén ejerce como profesor de Historia en Alicante. Posee un amplio conocimiento de las películas de ambientación histórica pues suele emplearlas como método de enseñanza para sus alumnos. En general, piensa que las películas españolas de época tienen una buena ambientación y que son más respetuosas con los hechos que las norteamericanas. Aún así, todavía hay aspectos en los deberían mejorar.

1- ¿Sirven nuestras películas históricas para ponérselas a los alumnos de forma didáctica?

Para eso sirven todas. En todas las películas de época pueden encontrarse varias escenas indicadas para proyectar en clase. Como estrategia de motivación suelo empezar proyectando alguna cada nuevo tema de historia, el objetivo es generar interés en el alumno. No veo necesario poner en clase una película completa, las herramientas de edición de vídeo permiten seleccionar las partes más idóneas. El alumno siempre puede visualizar la película completa por su cuenta.

2- ¿En qué fallan nuestras películas de época?

Tenemos buenos actores lo único que necesitamos son buenos guiones para que la película funcione. A menudo no tienen un argumento que enganche. Les falta atractivo porque suelen ser demasiado lentas para un público acostumbrado a la acción. Sólo unas pocas consiguen mantener el interés todo el tiempo, las que consiguen mantener la intriga o las historias épicas bien estructuradas. En esto el cine norteamericano nos supera ampliamente compensando así su falta de rigor histórico.

3- ¿En otros países son más justos con su historia?

No creo que más que nosotros. Es difícil la justicia con la historia porque todos tenemos una ideología, también los directores, y como es natural trasladarán a sus películas sus propios valores. El cine anglosajón tiende a ensalzar su propio pasado desde principios patrióticos, mostrándose poco justo con los demás. En España la cinematografía franquista también hizo lo mismo, el cine se puso al servicio de la exaltación nacional. Eso explica lo que pasó después, cuando llegó la democracia. Los directores contemporáneos han hecho una gran cantidad de películas ambientadas en la Guerra Civil y posicionadas a favor de los republicanos. En cierto modo esto se entiende como una forma de compensar y neutralizar la etapa franquista de nuestro cine.

Anuncios

Navegación en la entrada única

7 pensamientos en “Escenografía: reviviendo la Historia a través del cine

  1. Pingback: Efectos especiales: la armonía entre lo físico y lo digital « El Cine de Aquí

  2. miriam en dijo:

    Hola soy Mriaim , estoy buscando la pelicula el Facundo el tirgre de los llanos y partir de ellan necesito realizar una acitivdad didactica para los chicos y se me hace muy dificil conseguirla.

  3. miriam en dijo:

    o cual me recomiendan sobre caudillos? …

  4. Ahora mismo no se nos ocurre nada. Mándanos un correo y te pasamos el correo de algún especialista por si puede ayudarte.

    Un saludo.

  5. Pingback: La escenografía como arte en el cine | Investigamos | El Espectador Imaginario

  6. Pingback: Escenografía y arte en el cine | Revista Cuadrivio

  7. Pingback: Escenografía y arte en el cine - Revista Cuadrivio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: